Un juego de niños

Qué pasaría si yo me pusiera a incitar a la
gente a comprar armas para robar, secuestrar
o matar? ¿Cuanto tardaría la justicia en venir
a por mí por promover al crimen?
Paseando por la Colonia Roma me encuentro con un niño pequeño que juega a a secuestrar a un perro con una pistola de juguete.

El niño le tapa la boca al perro mientras le grita poniendo mala cara. Para darle más realismo le da golpes en la cabeza con la pistola.

El perro se revuelca feliz mientras que el niño le dispara varias veces gritando ¡bang!¡bang!

En ese momento el niño se enfada porque el perro no se "hace el muerto" y lo golpea con fuerza.  El pobre perro se aleja aullando sin saber porqué le ha pegado su amiguito.

Un grupo de personas observa todo desde un puesto de tacos sonriendo. La imagen del niño secuestrando y golpeando al perro les parece tierna y divertida.

El niño se levanta y se pone a dispararle a los que pasan con su pistola último modelo. Me pregunto si la pistola será un regalo de Santa Claus y su "Espíritu de la Navidad"

Después de dispararle a unas cuantas docenas de viandantes, el niño se sienta a observar un anuncio de una película en la que un actor famoso sostiene un arma apuntando a la cabeza de la gente que pasa por la calle.

Después de comparar su pistola con la del actor, el niño se coloca en la misma posición que su héroe y comienza a disparar.

El niño compara su pistola con la del actor  y se coloca en la misma posición a dispararle  a todo el que pasa. ¿Estará soñando este niño  con comprar una pistola de verdad como la  de su héroe?¿Estará imaginando que mata de  verdad a las personas que pasan frente a él?  El cártel tiene una señal que dice:  Maduro +17  Sangre-Violencia Intensa-Lenguaje fuerte 
Me pregunto: ¿Es que la sangre y la violencia son nocivas solo para niños y no para adultos?
El niño compara su pistola con la del actor
y se coloca en la misma posición a dispararle
a todo el que pasa. ¿Estará soñando este niño
con comprar una pistola de verdad como la
de su héroe?¿Estará imaginando que mata de
verdad a las personas que pasan frente a él?
El cartel tiene una señal que dice:
Maduro +17
Sangre-Violencia Intensa-Lenguaje fuerte

Me pregunto: ¿Es que la sangre y la violencia
son nocivas solo para niños y no para adultos?
¿Estará soñando este niño con una pistola de verdad como la de su héroe?¿Estará soñando con poder matar de verdad a las personas que pasan por la calle?

Viendo la apología de la violencia que hace esta publicidad me pregunto: ¿Es posible que todavía exista gente se pregunta porqué hay tantas matanzas hechas por jóvenes en espacios públicos? ¿De qué servirá retirar o regular las armas si se sigue promocionando así la violencia a los niños?

Si me pusiera a darle instrucciones a mis vecinos para que compren armas y se pongan a robar, secuestrar o matar: ¿Cuanto tardaría la justicia en venir a por mí por incitación al crimen? Sin embargo ahí está este actor famoso incitando al niño a disparar y a nadie parece importarle.

Para nuestra sociedad el héroe no es la señora que está preparando los tacos en la esquina, ni el señor que repara los muebles, ni los meseros que están atendiendo a sus clientes en la cafetería de la esquina. El héroe de nuestra sociedad es un actor que sólo Dios sabe cuántas muertes podría estar provocando con sus películas.

El niño, cansado de dispararle a los que pasan, se va para secuestrar al perro de nuevo mientras el animal mueve muy contento la cola.

Desde la parada del autobús unas personas observan al niño sonriendo y me pregunto: ¿Les parecerá también gracioso cuando en unos años el niño se compre una pistola de verdad y los secuestre mientras esperan el autobús?

Y si el niño consiguiera su pistola de mayor y los secuestrara: ¿Admitirían que la culpa de lo que les está pasando también la tienen ellos? ¿Demandarían estas personas al fabricante de pistolas de juguete o al actor millonario que lo incitó a usar el arma con su película?

Viendo al niño inocente jugar con la pistola siento una gran compasión porque se que si algún día cumple su sueño y consigue una pistola de verdad, se convertirá en una víctima más de la sociedad injusta, hipócrita y adoradora de la violencia que lo vio nacer.


Este diario recoge algunas historias y reflexiones sobre cosas que me pasan en este misterioso viaje que es la vida. Desde la posición de un observador registro algunas situaciones que se presentan ante mí.

Aunque lo intente, mi observación no siempre será acertada, muchas veces estará limitada por mis creencias y condicionada por mi forma de ver el mundo.

Aunque las historias que aparecen en este blog están basadas en hechos reales todas deben ser consideradas cuentos fantásticos. La realidad, para bien o para mal, es sólo una percepción y siempre está condicionada por nuestras creencias y nuestra imaginación.